De copa en boca: La bota de Amontillado nº 37 «Navazos»

De copa en boca: La bota de Amontillado nº 37 «Navazos»

Amontillado 37 Equipo Navazos

Creo que no hay mejor presentación que la realizada por Barquín y Ojeda sobre este vino tal y como lo hacen en la web del Equipo Navazos:

Desde la década de 1980 hasta muy recientemente, las soleras de amontillado de Rainera P. Marín estuvieron compuestas por diferentes soleras identificadas internamente como «Manzanilla Pasada»: desde la tercera criadera del Amontillado «M. Pda.» hasta el altarillo 1/3 «M. Pda. Viejísima», pasando por la solera 1/10 «M. Pda. Vieja» (de la que salió precisamente nuestra anterior edición nº 31 «Bota NO» de La Bota de Amontillado).

Tras la adquisición por el Grupo Estévez, la parte más numerosa de estas existencias, correspondientes a la solera y criaderas del Amontillado «Manzanilla Pasada», fue rigurosamente reorganizada. Se seleccionaron las botas más finas y complejas, cuyo contenido se refrescó con algunas botas escogidas de verdadera manzanilla pasada sin encabezar (se trata de un amontillado natural), para crear una solera de amontillado de poco más de cien botas ubicadas en tercera y cuarta de una misma andana. A lo largo de junio de 2012 hemos marcado una docena de estas botas, aquéllas que destacan por un marcado frescor a la vez que intensas notas de hierbas aromáticas, batata asada y caramelo. El resultado es un delicioso amontillado, muy seco, largo, complejo, serio, pero también muy bebible.

La edad media estimada de este vino es de unos 18 años. Se aconseja beber en copa suficientemente amplia, y consumir a unos 15º C, para lo cual deberá servirse normalmente a uno o dos grados menos de temperatura. Excelente aperitivo, también puede protagonizar algunas armonías memorables: embutidos potentes como morcón o bull negre, habitas de primavera con morcilla matachana, mollejas salteadas al ajillo, fabada asturiana… Por supuesto, combina de maravilla con toda una variedad de quesos de intenso sabor, tanto curados como de pasta blanda.

Saca de agosto de 2012. 100% palomino fino. Nace en la bodega de Hijos de Rainiera Pérez Marín en Sanlúcar de Barrameda y es seleccionado por el Equipo Navazos. D.O. Jerez. Producción 3.000 botellas.

Amontillado nº37 en copa

Cata:

Muestra en vista un precioso color amarillo-ambarino con tonos cobrizos. Intenso, atractivo y con una lágrima fina y densa, como no puede ser de otra forma con sus 18,5 % vol.

En nariz despliega un abanico de aromas entre los que se complementan sensaciones de criana biológica con la oxidativa. Aportes salinos, caramelo junto a hiérbas aromáticas. Recuerdos de frutos secos, piel de naranja seca. Boca cargada de saidez, seco, largo, complejo, con volúmen y envolvente. Te llena la boca de sensaciones en una excelente retronasal.

Pura elegancia en boca. Equilibrio, umami, profundidad y persistencia.

Lamentablemente ésta fue mi última botella, pero tengan claro que si me cruzo con ella, pecaré sin importarme la penitencia.

¡Salud y buen vino!

Foto cabecera: http://socialvignerons.com/

Fotos amontillado: autor.

De copa en boca: De Sol a Sol rancio airén 2015

De copa en boca: De Sol a Sol rancio airén 2015

De Sol a Sol rancio airén 2015 es un vino elaborado por Julián Ruiz en Quero (Toledo) con uva airé de viñas prefiloxéricas y una crianza bajo velo de flor en barricas durante 6 meses que lo hacen estar fuera de rango y a la vez, excelente.