Jean-Christophe Comor nació en Aix (Francia). Era ex asesor de política y desde el 2003 comenzó una nueva vida en Roquebrussane, estibaciones del Macizo de la Sainte Baume (en el Var), convirtiéndose en un viticultor con 10 ha en las denominaciones de Coteaux Varois en Provence y Bandol (vinificado en el castillo de Pibarnon).

Desde su primera cosecha, opta por la viticultura ecológica en la estela de los vinos naturales con «la verdad de la roca en el vaso«, como le gusta decir, defendiendo una forma propia de expresión del terroir.

El Domaine se encuentra a 400 metros sobre el nivel del mar y a 30 km de él sobre un suelo de arcilla y piedra caliza. Cultivo orgánico, cosecha manual y vinificación natural. Ofrece una gama de 10 vinos con métodos específicos de maduración y vinificación para resaltar todos los matices del terruño a través de la elaboración de vinos distintos y con nombres inspirados por su amigo escritor Sébastien Lapaque.

En el corazón de Sainte-Baume, la finca Les Terres Promises ha sido clasificada como AOC Coteaux-Varois-en-Provence desde 2003.

La Chance 2018

Elaborado por Jean Christophe Comor, Domaine Les Terres Promises, dentro de la A.C. Bandol con un 25% de mourvedre, 50 grenache y 25% cinsault. 13,5% vol.

Viñedo de 13 ha. bajo el macizo de St. Baume. Agricultura ecológica.

Corta maceración y vinificación bajo las estrellas, se crió en tanques de inox. Fermentación espontánea.

La cata:

Precioso color entre cobrizo y pétalos de rosa secos. Muy atractivo.

Aromas marcados por las notas de agua de rosas acompañados de sensaciones minerales, especiadas y apuntes silvestres (brezo).

La entrada en boca se muestra fresca, muy agradable y con buena acidez que equilibra un toque de dulzor frutal.

Retronasal ágil, pero muy amable, en la que las sensaciones florales, fruta madura y terrosas se conjugan para hacer un vino muy bien elaborado.

Recomendable servirlo sobre los 11º. PVP 19 €. Aguantará perfectamente hasta el 2022.

Interesante rosado elaborado con personalidad, muy disfrutable y alejado de las elaboraciones al uso que conozco. Siempre es de agradecer que un vino te sorprenda y éste es uno de ellos. Le seguiremos la pista a los vinos de Jean Christophe Comor.

¡Salud y buen vino!