Hemos probado dos vinos navarros elaborados por la misma bodega, Castillo de Monjardín, que realmente nos han encantado:

Deyo Merlot 2004.
Elaborado con merlot, realiza una crianza de 8 meses en barrica nueva de roble allier de 300 litros y 13,5%.

Cata:
Se muestra en vista con un color picota de capa media-alta.
Lágrima fina y densa.
La nariz está marcada por las notas de flores azules -violetas-, los frutos negros, el regaliz negro, los tostados y las vainillas.
En boca muestra buen ataque e intensidad.
Predominio de notas balsámicas -regaliz- y tostados.
Vino carnoso y potente, muestra buen recorrido y acidez.

El segundo vino es Castillo de Monjardín Chardonnay reserva del año 2002

con una crianza de 6 meses en barricas de roble nuevo hendido Allier. Graduación 13%.
La vendimia se realizó de noche con uvas procedentes de la finca «La Rellanada».

Cata:
Bonito color amarillo dorado. Limpio y brillante. La lágrima es fina y densa.
La nariz muestra un abanico de sensaciones que van de las notas ahumadas, la fruta amarilla -membrillo y orejones- a flores blancas de acacia y miel.
En boca se muestra con una excelente acidez y recorrido.
La retronasal está predominada por las notas frutales y los ahumados.

Las fotos de los vinos están obtenidas de la web de la bodega.