Vinos de copa en boca: Forlong Tintilla 2014

Vinos de copa en boca: Forlong Tintilla 2014

  • Forlong Tintilla 2014

Hace año y medio, aproximadamente, ya dábamos noticias de Bodegas Frolong en un post sobre su vino Assemblage 2013, y hoy quiero hablaros de, para mí, su mejor vino tinto: Tintilla 2014 del que se elaboraron apenas 2.700 botellas.

Tintilla Forlong

Vino elaborado en un 100% con la uva Tintilla de Rota cultivadas con criterios de viticultura ecológica sobre tierras albariza en el Pago de Balbaíba en 1999 y que fermentan 6 meses en tinajas de barro, de manera natural y espontánea. Una vez realizada la fermentación se traspasa a barricas de roble francés usadas para una crianza de unos 10 meses.

Graduación 14,5% vol. PVP: sobre los 18 €

La cata:

Precioso color picota con ribete azulado. Brillante, intenso y con lágrima densa tintando ligeramente la copa.

Nariz limpia, necesita cierta aireación para poder desplegar toda su complejidad aromática en la que podemos encontrar notas de fruta roja y negra, aportes balsámicos y sensaciones terrosas acompañadas de toques florales y especiados. Intenso y con un abanico de aromas que nos hace difícil despegar la nariz de la copa en busca de más y más recuerdos aromáticos.

Forlong Tintilla 2016

En boca muestra una excelente entrada. Puro equilibrio con muy buen recorrido llenando la boca y mostrándose amplio y con tensión. Mantiene una perfecta estructura en la que se siente una armonía de todos los elementos (acidez, alcohol, tanicidad). Seda en boca que hace de él un excelente exponente de la uva tinta gaditanta por excelencia. Con vida por delante y para recatar en un par de años, si encuentro otra botella de este 2016.

Siéntense, descorchen y dejen que, como genio de la lámpara en tiempo constreñido, expanda todo su poder en la copa y disfruten de su potencia aromática. Acerquen el vino a la boca y hagan las presentaciones, mezanlo y permitan que llene de puro equilibrio su capacidad bucal en la que sentirán la elegante armonía que muestra este gran vino.

Creo que para celebrar estas Navidades 2018 es un excelente vino para acompañarlo de un buen asado y yo me decantaría por un buen cordero lechal, pero para gusto los colores.

Les deseo que pasen unas Felices Fiestas siempre en buena compañía y, ¡cómo no!, de un buen vino, siempre con moderación. No tengo que recordarles que éste es su blog, así que ponganse cómodos y «descorchen».

¡Salud y buen vino!

4ojoswines: Los ojos de la moscatel en El Puerto de Santa María

4ojoswines: Los ojos de la moscatel en El Puerto de Santa María

4ojoswines

Las chicas de 4ojoswines

Que hace dos años, en época de crisis, se lancen al ruedo vinícola tres mujeres en un mundo dominado por los hombres, con elaboraciones de uva moscatel de Alejandría, pero secos, y en un país en el que el consumo del vino roza lo mínimo permisible, hace de ellas unas auténticas heroínas, o al menos así las considero yo.

Olga Sánchez, Lucía Fuentes y Desirée Rodríguez, tres gaditanas que se conocieron cursando el Grado de Viticultura y que tienen su centro de operaciones en una nave de apenas 90 m2 en el Polígono Las Salinas de El Puerto de Santa María, son las protagonistas del proyecto 4ojoswines -4 porque en un principio había también un chico en el equipo- del que nacen, de momento los cuatro vinos que comentaré en este post.

Tres de sus vinos están elaborados con la variedad moscatel de Alejandría plantada en tierras de albariza del Pago de Balbaína, Finca La Blanquita, pero vinificándola para la obtención de una vino seco. La vendimia es manual realizada a muy temprana hora de la mañana para que la uva sufra lo menos posible. Posteriormente, se prensan en el lagar de la misma viña y se lleva el mosto hacia la bodega situada muy cerca de la viña.

Viñas de moscatel de 4ojoswines

Una vez en la bodega el proceso de elaboración es llevado a cabo de manera artesanal, dejando que se inicie una fermentación  espontánea durante 48 horas tras las cuales inoculan levaduras seleccionadas y dirigen la fermentación hasta el agotamiento total de los azúcares con un exhaustivo control de temperatura. De este mosto van a salir tres vinos blancos diferentes: Contratiempo, Molinero y Desvelao. El último vino que han elaborado es A Pulso, un maceración carbónica 100% syrah.

La producción es de unas 5.000 botellas con elaboraciones casi testimoniales, como esas 230 botellas de Molinero o las 75 de Desvelao. Con todo, algunos como Ángel León, jefe de cocina de Aponiente, ya se han quedado prendados por sus vinos y no sólo han incluido una de sus referencia en carta, Contratiempo, sino que este año han elaborado un vino especial que sólo se servirá en el restaurante del «Chef del mar», aunque espero que me guarden un par de botellas para poder probarlo y comentarlo en este mismo blog, si es posible, claro.

Los vinos:

1.- A Pulso 2017

 

A pulso 2017 en copa

Primer vino elaborado como maceración carbónica de la provincia de Cádiz con uva 100% syrah de viñedos de la Finca Parrilla Alta, situados en San José del Valle. 12% vol.

Llegado el momento del descube se procede a prensar los racimos exclusivamente por pisado. No se ha utilizado ningún tipo de clarificante.

La cata:

Precioso color frambuesa con menisco ligeramente azulado. Aromas a fruta roja y negra con toques lácticos y punta cítrica (sanguina) que se acompañan por aportes florales. Boca con buena acidez. Fresco, ágil, elegante y con buen paso de boca.

Vino con muy buena intensidad y aromática. Frutal, fresco y con un punto de verdor que me encanta. Elegante y adictivo. Buen vino para disfrutar desde ya.

 

2.- Contratiempo 2016

Contratiempo 2016 en copa

 

Vino jóven, seco de uvas moscatel de Alejandría del viñedos de la Finca La Blanquita, plantados en suelos de albariza. 12,5% vol.

Ha permanecido 5 meses en reposo en depósito de acero inoxidable para una estabilización natural del vino. No se ha utilizado ningún tipo de clarificante.

La cata:

Precioso color amarillo verdoso. Limpio y brillante. Nariz marcada por las notas cítricas, membrillo fresco, albariza y toques de lila y florales que se acompañan por aromas de la propia variedad. En boca muestra buena acidez. Es elegante y de buen recorrido con sensaciones cítricas, minerales y florales. Buen retrogusto con un recuerdo ligeramente amargo al final.

Excelente elaboración de un moscatel seco de El Puerto de Santamaría. Buen trabajo. Para beber y disfrutar por cajas. Rico, rico.

 

3.- Molinero 2017

Molinero 2016 en copa

100% moscatel de Alejandría y 11% vol. Una parte del mosto ya fermentado pasa a madera que ha contenido oloroso para someterlo a una crianza oxidativa en contacto con sus lías durante tres meses, aplicándole dos veces a la semana el método conocido como batonage. De aquí obtenemos el segundo producto de la gama Molinero con una producción  limitada a 573 botellas. Vino no sometido a clarificación.

La cata:

Llamativo color amarillo con reflejos verdosos. Limpio. Aromas de la variedad moscatel que acompañan a notas cítricas, rosa fresca, maracuyá, sensaciones terrosas y recuerdos salinos. Entrada fresca, cítrica, elegante, con nervio. Retro con aportes de la variedad, fruta tropical, sin empalagar, y toques florales (rosa, cala) dentro de un buen recorrido en boca.

 

4.- Desvelao 2017

Desvelao en copa 2016

Tercera vinificación llevada a cabo un tanto inusual, ya que se realiza una crianza biológica en depósito de acero inoxidable, dando lugar a el vino más complejo de los tres blancos debido a los aportes que las levaduras del velo de flor tienen sobre él. La producción de Desvelao es mínima 410 botellas solamente han salido este año. 11% vol.

La cata:

Amarillo ligeramente verdoso. Untuoso en agitación. Aromas de la variedad acompañados por sensaciones tropicales (lichis) y  minerales dentro de una sensación más «huraña» en nariz que sus hermanos blancos. En boca mantiene una muy buena acidez. Es fresco, elegante y con buen ataque. Retronasal en la que quedan fijados los aportes de la variedad, las notas frutales y los recuerdos de flores blancas.

Me ha gustado y mucho. Tal vez sea el menos intenso comparándolo con Molinero y Contratiempo aunque se muestra serio y muy agradable de beber con sensaciones «punzantes» que lo diferencian de sus hermanos.

¿Quién dijo qué era fácil? 4ojoswines

¿Quién dijo qué era fácil?

En resumen, no las pierdan de vista, que para eso 4 ojos ven más que dos. Seguramente seguiremos hablando de ellas porque no han parado y los proyectos surgirán y habrá que estar al tanto de éste como de otros ya lanzados, entre los que encontramos a Bodegas Forlong, también en El Puerto de Santa María.

De momento han elaborado vinos «tranquilos», pero por ahí algo he leído que pueden dar toques a vinos «generosos». Esperaremos de todas formas las novedades que vayan saliendo de estas tres valientes mujeres que han roto con la tradicional la elaboración de vinos dulces con moscatel de Alejandría dentro de el Marco.

Lo dicho, si consiguen alguna botella, es que son buenos rastreadores. Disfruten y pónganse cómodos. Están en su blog.

 

Buen vino de Cádiz… ¡y tinto!

Bueno, a lo largo de estos días y entre tormenta y tormenta, hemos disfrutado con una serie de vinos muy interesantes a cual más distinto. De momento descubrimos este buen vino andaluz.
Taberner 2005.
Vino elaborado por Bodegas Huerta de Albalá dentro de la denominación V.T. de Cádiz
Composición: 80% Syrah y el resto Merlot y Cabernet Sauvignon.
Crianza: 1 año en roble francés.
Graduación: 15%
Cata:
En vista presenta color picota de capa media-alta con lágrima densa y menisco rubí.
En nariz aromas a mermelada de ciruelas, tostados y torrefactos. Notas de chocolate blanco, goloso. Flores azules (violetas). Notas ahumadas y laurel y apuntes de incienso. Complejo.
En boca muestra una correcta acidez siendo recomendable no bajar de 16º la temperatura de servicio.
Vino equilibrado, goloso, con una retronasal marcada por las notas balsámicas y torrefactas. Buen paso de boca y de buen recorrido.
Fue maridado con un osso buco de ternera de Morucha resultando excelente la aportación de la gelatinosidad del plato con la buena acidez del vino.
Quizá lo que peor tenga sea su precio, sobre los 18 €, pero lo considero un buen vino y un gasto asumible. Opinión que no deja de ser totalmente personal.

A %d blogueros les gusta esto: