Cuando Carlos a través de su blog (Roco & Wines) planteó la siguiente propuesta de cata -vino elaborado con al menos tres variedades autóctonos y mejorante/s- enseguida pensé en un vino que reunía todas las características y que estaba tardando en recatar: Beryna 2003, de Bodegas Bernabé y Navarro, D.O. Alicante.

Beryna 2003 está elaborado con uvas procedentes de la finca situada en el valle entre Villena y La Cañada, resguardada al Norte por la Sierra del Morrón y su Solana y al sur por la Sierra de la Villa, con un coupage de 60% Monastrell, 15% Cabernet sauvignon, 15% Syrah, 5% Merlot, 5% Tempranillo -por variedades que no quede-.

Tiene una crianza de 12 meses en barricas de roble diverso (francés, americano y ruso), 14% de graduación y fue embotellado el 4 de Enero de 2005.Nota de cata:

Vista: Presenta un bonito color picota de capa alta con menisco carmesí. Lágrima fina y lenta.

Nariz: Notas a fruta negra compotada, regaliz, balsámicos, cacao y chocholate negro, monte bajo -tomillo- y apuntes de incienso.

Boca: Se muestra sedoso pero con carácter. Taninos bien integrados, equilibrado, con buena acidez y largo recorrido. Excelente y en su momento óptimo de consumo.

Me sigue cautivando este vino. Lamentablemente sólo me queda una botella de este 2003, aunque seguimos la evolución de lo bodega con sus 2004, 2005, su vendimia seleccionada y la última adquisición, Casa Balaguer.