Vinos de copa en boca: Palo Cortado “Los Caireles” Edición Especial

Vinos de copa en boca: Palo Cortado “Los Caireles” Edición Especial

El origen.

Con más de cinco generaciones vinculada al mundo del vino la familia Portales Pérez, hasta entonces proveedora de vinos para otras bodegas, inicia en el  año 2005 la comercialización de sus elaboraciones bajo la marca “Los Caireles”.

El vino que nos ocupa tiene su origen cuando se decide separar una parte del mosto del año 2001, con unas características de sutileza llamativas, para su posterior desarrollo como una manzanilla “distinta” potenciando esas características particulares.

Bodega Porteles Pérez

Después de 7 meses de crianza en sobretablas (es decir, ya encabezado a 15º) se observa que la delicadeza inicial se iba atenuando, aún así se decide dejarlo criando otros 7 meses más. Tras esos 14 meses bajo velo se confirma que esas especiales características de finura y sutileza que se percibieron en su clasificación inicial han desaparecido, por lo que se procede a encabezar el vino a 17º y dar comienzo a un proceso de crianza oxidativa que se prolongará durante 15 años. El resultado es este Palo Cortado “Los Caireles” Edición Especial.

De esta saca inicial salieron de bodega sólo 544 botellas de 75 cl. coincidiendo con las fiestas navideñas del 2017. A día de hoy está agotado -si encuentran alguna botella, no lo duden- y estamos esperando, al menos yo con ansia viva, la nueva saca que saldrá a finales de noviembre de 2018 -ya saben, marquen en rojo estas fechas en su calendario-.

Les recomiendo como lectura obligada el excelente artículo de Jesús Barquín -aún recuerdo en la memoria la impresinante cata con sus vinos La Bota de…, y alma pater del Equipo Navazos– titulado “Palo cortado: la verdadera historia” en el que se aclaran conceptos y procedimientos.

19,5 % vol. PVP: 19,50 €

La cata:

PC Carieles en copa

Impresionante color ambarino con tonalidades anaranjadas. Precioso, untuoso en agitación y con reflejos yodados en las lágrimas que descienden por la copa en armoniosa y lenta cadencia.

Sensual en nariz con aromas limpios en los que predominan las notas de frutos secos (almendra) acompañados por sensaciones de yema tostada, cáscara de naranja, caramelo, apuntes yodados y notas especiadas -curry-, toques acaramelados y maderas nobles. Intenso, complejo y con recuerdos punzantes.

Seco, con volumen, amplio, largo, redondo y con un postgusto en el que vuelven las sensaciones olfativas iniciales junto con cierta salinidad. Puro placer. Un gran vino en el que la combinación de las sensaciones salinas de bahía junto a su frescura y los toques de caramelo son realmente impresionantes. Excelente trabajo.

¡Salud y buen vino!

De copa en boca: Manzanilla Pasada Maruja

De copa en boca: Manzanilla Pasada Maruja

Estamos en el Domingo de Ramos, inicio de la Semana Santa y comienzo de una serie de post sobre vinos del Marco.

Estampida general que llevará a millones de personas a desplazarse a una tierra donde se le dota de todo el sentido y la espiritualidad como es Andalucía. Algunos se llegarán a Sevilla, Granada o Málaga y otros bajarán aún más y llegarán a Cádiz. Con todo si tienen la ocasión no duden de redondear esta semana disfrutando con la pasión que nos une, acerarse a Sanlúcar de Barrameda y dejarse llevar por las sensaciones que les dejará el vino que hoy les recomiendo. Pura espiritualidad.

Ramiro Ibañez en la criadera de Maruja

Manzanilla Pasada Maruja.

Elaborada por Bodegas Piñero bajo el sistema de criaderas y soleras con una vejez estimada entorno a los 15 años. Uva 100% palomino proveniente del viñedo de Pago del Hornillo (Sanlúcar de Barrameda) de suelos de albariza. Solera de 10 criaderas. Se extraen dos sacas al año. Enólogo desde 2013: Ramiro Ibáñez Espinar.

Tamaño 50 cl. PVP sobre 19,50€

No estamos hablando de una manzanilla “en rama” ya que el concepto “pasada” define su envejecimiento, su edad, además de tener cierta crienza “oxidativa” que a algunos la llevan a calificar de “amontilladada”.

Cata:

Bonito color amarilo dorado-ambarino con lágirma fina y densa.

Nariz tímida que va creciendo conforme se desarrolla la cata. Comienza con notas de miel, pan tostado, canela, toques cítricos y toffes conjuntados con notas de aldehídos y levaduras una vez que la manzanilla ha descansado en la copa casi al final de la cata.

IMG_5472

Boca seca, equlibrada, salina, larga, muy larga y con ese “deje” ligeramente amargo al final que la hace adictiva. Retronasal complejo en el que se aúnan las notas iniciales de miel y cítricas con los toques de aldehídos y “dejes” amontillados.

Manzanilla que juega otra liga. Se hace de rogar, pero una vez que se “completa el círculo” su disfrute es pleno y no acabas de encajar que se termine ese conjunto de sensaciones tan placenteras y tan difíciles de conseguir -y sentir- en un vino. Excelente.

Fotos: http://jerez-xeres-sherry.blogspot.com.es,

A %d blogueros les gusta esto: