Vinos de copa en boca: Tetramythos Retsina Vin Résiné bio en Amphore 2017

Vinos de copa en boca: Tetramythos Retsina Vin Résiné bio en Amphore 2017

No tenía ni idea de la existencia de este tipo de vinos hasta que en un programa del concinero Rick Stein -entrañable y buen comunicador que en casa seguimos a través de una canal de cocina- en el que recorría la gastronomía griega por distinas ciudades, disfrutaba de un vino retsina. La curiosidad me picó y hoy comparto con vosotros las sensaciones de un vino que se elabora desde hace más de 2.000 años cuando el envase y su cierre estaban protagonizados por el ánfora y la resina de los pinos con la clara finalidad de evitar oxidaciones.

En el 2011 en un artículo en www.elmundovino.com sobre “Arístico, la uva blanca de Santorini”, Luis Gutiérrez hablaba de los vinos retsina en estos términos:

De hecho lo que viene a la cabeza de la mayoría es un horrible brebaje llamado ‘retsina’ y destinado principalmente a la tortura de turistas incautos, un vino al que se le añade resina de pino que huele y sabe, pues a eso, a resina.

Afortunadamente los tiempos han cambiado y al menos la elaboración que comento del Tetramythos Retsina no tienen nada que ver que las apreciaciones anteriores.

Desde 1999 los hermanos Arístides y Stathis Spanos, junto con el enólogo Panagiotis Papagiannopoulos, elaboran en Ano Diakopto, en la región de Aigialeia, y bajo cultivo ecológico, vinos nacidos de castas como Roditis, Malagousia, Kalavryta y Agiorgitiko en las laderas del Monte Aroania, un lugar entre 400 y 1000 metros de altitud que cuenta con un microclima generado por la brisa marina fría del Golfo de Corinto.

Tetramyghos Retsina en Amphore 2017

Está elaborado con la variedad roditis en ánforas y con un poco de resina del pino conocido como Pinus brutia o Pino de Alepo que sella su apertura.

La uva para este vino procede de un viñedo situado a unos 850 m de altitud en Ano Pythos. Es un viejo viñedo de unos 50 años con suelos de arena, grava y piedra caliza desmenuzada y cultivado sin riego.

El mosto fermentó y maduró durante 6 meses en las ánforas de arcilla. Se embotelló sin filtrar ni clarificar y con una dosis mínima de sulfuroso.

12,5% vol. PVP sobre los 15%. AOP Retsina. Puden encontrarlo en una web, que también tiene tienda físca en Barcelona, por si también les pica la curiosidad.

La Cata

El vino tiene un color amarillo con ligeras irisaciones alimonadas. Limpio y atractivo. En nariz las sensaciones predominantes son las de fruta amarilla (melococtón), cítricas, sutiles florales, apuntes salinos y notas de resina muy en segundo plano, pero que le aportan su “adn”.

En boca es fresco, muy agradable de beber, con buen recorrido y acidez y una retronasal marcada por las notas aromáticas.

En definitiva me ha gustado. Esa sensación de resina le da cierto toque “exótico” que me encanta, máxime cuando lo encuentro a la vez equilibrado, fresco y con boca muy elegante.

Estamos en el mes febrero y en la Grecia clásica se celebraban las Antesterias: fiestas en honor a Dioniso y  en la que se abrían las ánforas en los que se habían guardado los mostos de las últimas vendimias, así que siguiendo con las buenas constumbres de nuestros antecesores, descorchemos un buen vino en su honor, sea griego o no.

Pónganse cómodos y disfruten. Si tienen a bien comentar lo que consideren oportuno, saben que están en su blog.

¡Salud y buen vino!

Fotos: Bodega, www.portalclasico.com y autor.

De copa en boca: Domino de Nogara 2017

De copa en boca: Domino de Nogara 2017

Tengo un buen amigo que es adicto al vino verdejo pero al que estoy sometiendo sutilmente a un proceso de desintoxicación de “levaduritis artificialis” marcadas por los aromas exóticos más propios de países tropicales que de la “Extremadura-Castellana”.

Hoy quiería comentar un buen vino elaborado por Bodegas y Viñedos Valtravieso en la localidad de Puras (Valladolid) en el que la uva verdejo de viñas viejas ha realizado una crianza de 5 meses sobre lías en barricas de roble francés con el fin de aportar longevidad, untuosidad y complejidad, tanto en nariz como en boca.

La cata:

 Presenta en vista un precioso color amarillo verdoso con sensaciones aceradas. En agitación muestra untuosidad que nos habla de su crianza con sus lías.

En nariz aparecen sensaciones florales, de heno e hinojo, acompañadas por notas cítricas -pomelo-, fruta amarilla -melocotón- y recuerdos sutiles de aromas de frutas tropicales.

En boca es untuoso, con volumen y muy buen acidez. Retronasal en la que el aporte de fruta y herbáceos lo hacen muy disfrutable, rematando con esa sensación de ligero amargor que lo hace verdaderamente adictivo.

En definitiva un vino atractivo con un precio muy ajustado para todo lo que aporta, 7,5€, que se aparta de la tendencia marcada por la “artificiaidad” en los vinos verdejos que tanto daño han hecho a pesar de ser los más vendidos. Tendrán que plantearse si es compatible el nivel de ventas con la elaboración de vinos alejados de enmascaramientos y centrar su valoración en potenciar los verdejos en los que realmente queden reflejados los valores de terruño y casta.

Otra cosa, antes de que se me olvide. Mil disculpas por el retraso en publicar, pero el cambio de editor, tanto en Worpress como en Divi han generado tal retardo. No es fácil cambiar de la noche a la mañana la forma de realizar un post. Con todo, lo hemos intentado y parece que no va mal.

Ya saben. Descorchen y disfruten, y si les apetece compartir sus impresiones ya saben que éste es su blog. ¡Pónganse comodos!

Los vinos de Adega Entreosríos en Barbanza e Iria

Los vinos de Adega Entreosríos en Barbanza e Iria

I.X.P. Barbanza e Iria

Que le digan a alguien que vamos a realizar una cata de vinos elaborados mayoritariamente con uva albariño, no sorprende a nadie, pero cuando se fija el objetivo en una bodega de la I.X.P. Barbanza e Iria, las cejas empiezan a despegarse y si a eso se añade que algunos de los blancos se embotellan con entre 18 y 24 meses en depósito más tres en botella, los ojos salen de las órbitas, pero si se remata con que uno de los vinos está elaborado con la casta “raposo“, el personal entra en fase de “ansia viva”.

mapa-Vino-Barbanza-e-Iria

Mapa de la zona geográfica del vino de Barbanza e Iria. Fuente: Xunta de Galicia.

Pues eso, más o menos, sucedió cuando nos acercamos a los vinos elaborados en Adega Entreosríos -también casa rural para dar descanso al cuerpo-, una bodega que parte de tierras con historia -no en vano de los vinos de Barbanza ya se hablaba en el s. XVIII; gran parte de los terrenos pertenecieron al Monasterio de la Merced (desamortizado en 1843) e incluso hizo vino con uvas de esos terruños el mismísimo Valle Inclán-.

A mediados del siglo XX entraron en fase de abandono en beneficio de actividades más lucrativas como el marisqueo o la pesca.

Para aquellos que se estén preguntando ¿dónde nos encontramos? -aunque la variedad albariño ya da cierta pista- Barbanza e Iria es una indicación geográfica protegida relativamente jóven -sus inicios son del 2006-, utilizada para designar los vinos de la tierra elaborados con uvas producidas en la zona vitícola del norte de la Ribera de la Ría de Arosa.

Viñas en bancales en Adega Entreosríos

Viñas en bancales en Adega Entreosríos

Comprende los términos municipales de: Catoira, Valga, Puentecesures, Padrón, Dodro, Rianxo, Boiro, A Pobra, Riveira y varias parroquias de Puerto del Son y Lousame, situados en las provincias de La Coruña y Pontevedra.

En esta Indicación, más rígida a nivel del uso de herbicidas y tratamientos fitosanitarios además de en producción que la vecina DO. Rías Baixas, se cultivan las variedades

  • Tintas: Mencía, Caiño Tinto, Brancellao, Espadeiro, Loureira Tinta y Sousón.
  • Blancas: Albariño, Godello, Palomino, Caíño Blanco, Loureira Blanco, Treixadura y Torrontés.
KK mencía-caíño 80-20

Mencía-Caíño 80/20

Las viñas situadas en cotas inferiores a 150 snm o casi al lado del mar al abrigo de la Sierra de Barbanza, con temperaturas que oscilan entre los 15º y los 24º y con un emparrado bajo para conseguir una perfecta aclimatación dan lugar a vinos atlánticos marcados por su carácter salino y una acidez que ha de ser mitigada, en la mayoría de los casos, por la realización de la maloláctica.

Adega Entreosríos

Adega Entreosríos así denominada puesto que el río que cruza la propiedad se divide en dos brazos que la deja en medio está localizada en A Pobra do Caramiñal. Cuenta con viñedos propios de 5 ha. y otras dos propiedad de viticultores de la zona sobre suelos orientados al SW.

Viñas Adega Entreosríos

Viñedos con edades comprendidas entre 15 a más de 50 años sobre suelos graníticos y esquistos propios de la península de Barbanza en los que se ha se han eliminado los herbicidas en el campo y en el tratamiento del viñedo.

Podemos decir que elabora dos líneas claramente diferenciadas y de entre los vinos catados habría que separar Casal do Monte 2011 y Altares de Postmarcos 2013, más tradicional, de los Komokabras, elaboraciones más “alocadas” cuyo máximo responsable es José Crusat, pero con excelentes resultados como pudimos comprobar.

Utiliza levaduras autóctonas y elabora entre 15.000 y 25.000 botellas anualmente

1.- Casal do Monte 2011

Casal do Monte

Elaboración monovarietal con 100% Albariño. Fermentación maloláctica natural. Embotellado transcurridos 18-24 meses y posteriormente mínimo de 3 meses de botella previa su salida al mercado. 12% vol.

Producción de 4.000-6.000 botellas anuales

La cata:

Bonito color amarillo con cierta evolución y reflejos verdoso. Compleja nariz con notas minerales (granito) que se acompañan por sensaciones empireumáticas (recuerdos de carburo), frutos secos y azafrán. En boca muestra una excelente acidez, elegante, cremoso y con un buen recorrido. Volúmen y cierta untuosidad.

 

2.- Altares de Postmarcos 2013

Altares

 

Monovarietal 100% Albariño con fermentación maloláctica natural, tras la que se realiza un trabajo de lías de 4 meses.

Las lías permanecen en depósito hasta el filtrado previo al embotellado. Embotellado transcurridos 18-24 meses y posteriormente mínimo de 3 meses de botella previa su salida al mercado

Producción de 10.000 – 12.000 botellas anuales

La cata:

Amarillo dorado, limpio y brillante. Boca compleja en la que destacan apuntes de brioche, mantequilla, recuerdos de laurel, sensaciones minerales, empireuméticas y manzana asada. Boca redonda y con volúmen. Vino serio, elegante y con muy buen acidez. Excelente.

3.-Komokabras Lías (Verde) 2015.

Komokabras Verde. Adega Entreosríos

Monovarietal 100% Albariño. Mezcla de dos depósitos, uno de ellos trabajado sobre lías y fermentación maloláctica, el otro no.

Embotellado a final de Agosto 2016 y posteriormente mínimo de 2 meses de botella previa su salida al mercado. Producción de 4.000 botellas. 12,5% vol.

La cata:

Bonito color amarillo. Limpio y brillante. Aromas iniciales de manzana ácida y de notas florales que dan paso a  apuntes tostados, minerales y toques cítricos que se acompañan por sensaciones salinas. Boca com buena acidez, fresco, muy agradable y goloso. Toque de ligero amargor final que lo hacen adictivo. Quizás sea el más “comercial”, aunque bendita sea esa “comercialidad”. Me ha encantado como a Santi Ribas de Colectivo Decantado.

4.- Komokabras Tinalla (Naranja) 2016

KK Naranja

 

Monovarietal 100% Albariño. Maceración con pieles (5 semanas) en tinaja de barro de 300 litros.

Crianza en la propia tinaja durante 10 meses.

Se trata pues de un vino blanco elaborado como un tinto, en donde el tanino de los hollejos aporta estructura y volumen

La cata:

De color amarillo con ligeras tonalidades anaranjadas. Nariz con notas cítrica y toques de fruta amarilla y blanca (pera) que se acompañan con apuntes terrosos (arcilla) y aportes florales y minerales. En boca se muestra un tanto plano en inicio para dar un cambio radical a mejor a lo largo de la cata.

5.- Vulpes Vulpes 2016 (variedad Raposo)

Vulpes

 

Monovarietal elaborado con 100% uva Raposo (Branco Lexítimo, Albarín). Y a José Crusat no se le ocurrió otra cosa que llamarlo Vulpes Vulpes, diccionario de latín en mano.

La añada 2016, procedente de mezcla de viñedos de 10 años de antigüedad y otras cepas de la zona de viñas de más de 100 años. Fermentación y reposo en depósito de acero sin trabajo de lías.

Embotellado en Septiembre del 2017. Producción total de 735 botellas. 13°. Acidez media con maloláctica realizada.

Raposo. Adega Entreosríos

Raposo o Blanco Lexítimo

La cata:

De tonalidad amarilla la diferencia la marca la nariz con aportes de hidrocarburo, minerales, flores blancas (cala) y sensaciones cítricas y salinas. En boca se muestra un tanto “acuoso” acompañado de buena acidez, pero de paso muy agradable. Hecho para disfrutar, sin duda.

 

Como conclusión, creo que la mejor definición de los vinos catados la hace Joan Gómez Pallarés en la segunda edición de su libro Vinos Naturales de España -se lo recomiendo- cuando dice textualmente:

“Un vino natural es el que te habla, desde la copa, del artesano que lo ha hecho, de la tierra donde han crecido y se han alimentado sus cepas, del clima, las lluvias, el frío y la sequía que ha pasado éste o aquel año, etc. Es el vino que te habla de todo esto con la máxima sencillez posible, con el menor número de interferencias en todo el proceso.”

No están todos los que son y estaremos pendientes de aquellos que, estando agotados, no hemos podido catar, como ese Komokabras amarillo que promete ser el blanco de año para www.elmundovino.com.

Además seguiremos pendientes de los vinos de la saga Crusat -no hay que olvidar a Manuel Crusat, primo de José del que ya hemos hablado en algún post-. Estoy seguro nos depararán grandes satisfacciones.

Espero que hayan disfrutado con el post, ahora les recomiendo que disfruten con los vinos que además cuentan con muy buena relación Calidad/Disfrute.

¡Salud y buen vino¡

De copa en boca: Portia Verdejo 2017

De copa en boca: Portia Verdejo 2017

Elaborado con un 100% uva verdejo. 13% vol. Bodegas Portia. DO Rueda. Dirigido en exclusiva al sector de la hostelería.

Vendimia nocturna. Maceración en frío y posterior prensado. Fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable.

Portia Verdejo 2017

La cata:

Color amarillo pajizo con ribete ligeramente verdoso. Lágirma fina y densa y untuoso en agitación.

Sensaciones olfativas con predominio de aromas a fruta tropical, notas cítricas (limón) y toques de fruta amarilla. Nariz demasiado castigada por las notas de “frutas exóticas”. En una palabra, huraño en aportes propios de la verdejo. ¿Excesivas levaduras añadidas?. Al menos da una sensación de artificialidad.

En boca muestra una buena acidez con percepciones glicéricas. Retronasal protagonizada de nuevo con el aporte exótico y cítrico, terminando con un ligero amargor.

He de reconocer que no es mi tipo de “Rueda”. Me resulta un tanto empalagoso y en mi opinión no considero que sea un buen exponente de esta casta que más bien está dirigido a ese consumidor “educado” en este tipo de sensaciones “exógenas” y añadidas que hacen perder todo atisbo de tipicidad. Lástima y máxime cuando es un producto dirigida al sector Horeco en el que se podría haber realizado una función más didáctica.

Por cierto, no estaría de más que cambiaran el color de la letra de la contraetiqueta ya que apenas se lee la información suministrada con las letras en blanco.

¡Salud y buen vino!

Foto de cabecera: Bodegas Portia.

De copa en boca: Flora Weis 2014

De copa en boca: Flora Weis 2014

Flora Weis 2014 está elaborado por Michel Gindl con las variedades riesling, sämling 88 y gelber muskateller sobre suelo de grava con cubierta de loess. Fermentación espontánea. Región: Weinviertel (Baja Austria). Biodinámico.

Michael Gindl comenzó a hacer vino en su finca familiar en el Weinviertel mientras asistía a la escuela agrícola en su adolescencia. Ahora, a los 33 años, es uno de los enólogos más fascinantes de Austria. Inspirado por los vinos de su abuelo, que se elaboraban con excasa manipulación, convirtió su bodega y viñedos a la biodinámica. Los vinos fueron certificados biodinámicos por Demeter a partir de la añada 2014.

Michel Gindl

(foto Michel Gindl)

Su viñedo de 10 hectáreas se planta de manera extremadamente densa, con 7,000-10,000 cepas por hectárea, obligando a las vides a comportarse de manera altamente competitiva, lo que da lugar a bajos rendimientos de fruta altamente concentrada. Todo el trabajo del viñedo se hace a mano o a caballo.

En la bodega solo utiliza fermentación con levaduras autóctonas, crianza prolongada sobre lías, algo de maceración en las pieles (el tiempo depende del cuvee) y los vinos se embotellan sin filtrar. Para el envejecimiento y la fermentación usa una depósitos de acero inoxidable y grandes barriles de madera elaborados con roble y acacia recogidos de la propia tierra de Gindl. (Información obtenida de la web David Bowler Wine)

MG Flora 2014

La cata:

Atractivo color amarillo pajizo con reflejos verdosos. Limpio, brillante y ligeramente untuoso en agitación.

Aromas limpios  y algo huraños entre los que destacan las notas herbáceas, apuntes de membrillo fresco, pomelo, sensaciones de flores blancas y apuntes minerales. Franco en nariz y de mediana intensidad.

En boca presenta muy buena acidez y una entrada fresca y agradable. Notas metálicas. Buena intensidad y recorrido medio, pero muy agradable. Retronasal en la que las notas cítricas -con un pomelo que prevalece-, florales y minerales vuelven a dejarse notar.

Vino muy agradable y para beber sin complicaciones junto a platos con potencia grasa y arroces de mar y montaña. Segimos aprendiendo y disfrutando.

¡Salud y buen vino!

De copa en boca: Javier Sanz verdejo 2017

De copa en boca: Javier Sanz verdejo 2017

https://i2.wp.com/elbaranda.com/wp-content/uploads/2018/02/Uva-verdejo-de-Javier-Sanz.jpg?resize=1000%2C667&ssl=1

Muchas veces cuando hablamos  de vinos “básicos” tendemos a dar la impresión de que son los vinos para hacer “cash” y que se alejan de todos los parámetros que debe de cumplir una elaboración que debe de reflejar casta y terruño. Pero no todo es blanco ni negro, o blanco y tinto, y Javier Sanz verdejo 2017 es un “básico” con personalidad marcada tanto de uva como de zona y con una excelente RCP (9 € PVP), que todo cuenta, a pesar de que aún hay personal que se escandaliza por pagar este precio por un “blanco”. ¡Queda camino por hacer!.

https://i0.wp.com/elbaranda.com/wp-content/uploads/2018/02/Suelos-de-canto-rodado.jpg?resize=1000%2C664&ssl=1

Elaborado con 100% verdejo de viñas de entre 40 y 60 años que desarrollan su actividad en 45 ha. sobre una superficie formada por cantos rodados que marcan su carácter mineral.

La vendimia comenzó el 21 de agosto con Sauvignon Blanc y sobre finales de Agosto, primeros días de Septiembre, ese empezó con la verdejo. La maceración se hace en frío durante 6h, la fermentación controlando la temperatura es durante unos 14 días y por último está 2 meses de maceración con lías finas en el depósito. 13% vol.

https://elbaranda.com/wp-content/uploads/2018/02/Javier-Sanz-2017.jpg

Cata:

Precioso color amarillo pajizo con menisco verdoso. Intenso. Lágrima fina y densa. Sensaciones aceradas en agitación. Elegante.

En nariz predominio de las notas de hinojo, anisados y heno recién cortado sobre un fondo mineral de canto rodado que aporta estructura. Limpio y fragrante.

En boca muestra una excelente acidez y una retronasal que nos devuelve, cual “deja vu”, a las sensaciones olfativas. Largo en recorrido y con sensaciones finales ligeramente amargas que lo hacen adictivo. Me ha gustado y mucho. Franco, sin artificios y marcado por la sinceridad de la casta.

https://elbaranda.com/wp-content/uploads/2018/02/Javier-Sanz-en-copa-1.jpg

 

Excelente ejemplo a seguir con el fin de reivindicar vinos elaborados con verdejo marcados por las notas “puras” de la casta huyendo de los artificios que lamentablemente se han llevado a cabo para “homogeneizar” los gustos de aquellos que se han acercado a estos vinos bajo el hipnotismo de frutas tropicales, empalagosidad y “platanitis”. Ahora hay que trabajar en sentido contrario y cambiar los gustos creados artificialmente para volver a disfrutar de elaboraciones en las que hable el terruño y la casta.

Lo dicho, sienténse, descorchen y disfruten. Están en su blog.

 

A %d blogueros les gusta esto: